La remodelación de la punta nasal es el punto clave de la rinoplastia y la parte más compleja de la misma. Por ello, siempre que se requiera una remodelación de la misma habrá que optar por una rinoplastia abierta por sus mayores garantías de resultados.

Las remodelaciones en la punta se ejercen en su proyección, en su rotación, en su altura y en su anchura.

El siguiente caso es un claro ejemplo de una rinoplastia de preservación como solución a la punta bulbosa, la columnela colgante, el hundimiento y verticalidad de las cruras laterales y una sopreproyección muy marcada:

foto-1-rinoplastia-de-preservacion-como-solucion-punta-bulbosa-columela-colgante-hundimiento-y-verticalidad-de-las-cruras-laterales-y-una-sobreproyeccion-muy-marcada
foto-2-rinoplastia-de-preservacion-como-solucion-punta-bulbosa-columela-colgante-hundimiento-y-verticalidad-de-las-cruras-laterales-y-una-sobreproyeccion-muy-marcada
foto-1-punta-pinzada-con-evolucion-de-la-nariz-a-lo-michael-jackson
foto-2-punta-pinzada-con-evolucion-de-la-nariz-a-lo-michael-jackson

Cambios en la proyección

La proyección viene determinada por la porción medial o pies de los cartílagos alares inferiores y su asentamiento en la espina nasal anterior.

Si queremos disminuir la proyección habrá que recortar los anteriores aunque esto es muy infrecuente.

Más frecuente es tener que aumentar la proyección de la punta o asegurar la misma, para ello se pone un injerto de cartílago entre los dos pies para adelantar los cartílagos alares inferiores (injerto strut columelar).

Resección de cúpula de alares para estrechamiento de punta y rotación superior

Resección de cúpula de alares para estrechamiento de punta y rotación superior

Cambios en la rotación

La rotación la determina fundamentalmente el tabique o septum nasal, concretamente su porción inferior. También ejerce cierto efecto la altura de los pies de los cartílagos alares inferiores, pero en menor grado.

Así, en caso de querer levantar la punta nasal habrá que eliminar un pequeño fragmento de tabique nasal en su ángulo anterior y ocasionalmente de la porción más baja de los alares.

Cambios en la altura

La altura viene determinada por la altura de los alares en la zona de la bisagra o domos. Si queremos reducir la altura de éstos deberemos eliminar las cúpulas de los alares dejando un remanente de 6-7 mm para evitar incompetencias de válvula nasal externa. Esta técnica se conoce como resección cefálica de la cúpula de los alares.

Cambios en la anchura

Suturas intra e interdomales en punta nasal.

Suturas intra e interdomales en punta nasal (Clic en la imagen para ampliarla).

Esto lo determina la angulación de los domos o bisagras y lo junto o separados que estén los alares entre sí (ángulo de divergencia). Por tanto, para estrechar la punta nasal nos ayudaremos de suturas. Estas suturas son de distintos tipos:

Intradomales: dentro del mismo alar para reducir la angulación de su bisagra.

Interdomales: de un alar al otro para aproximarlos.

– Otros tipos más complejos.

Galería de casos reales en los que se ha tratado la punta de la nariz:

Página 1 de 21 2