Los injertos están indicados en aquellas situaciones en las que mediante otro tipo de técnicas no hayamos conseguido el objetivo perseguido.

Estos injertos pueden ser bien de cartílago, de fascia, de hueso o compuestos (cartílago y piel). Siempre desaconsejaré utilizar cualquier tipo de injerto que no sea autólogo (de usted mismo, propio) por las frecuentes complicaciones que éstos causan.

Hay dos tipos fundamentales.

Injertos de dorso

Onlay: Para eliminar la convexidad (hundimiento) de un dorso se pone sobre el dorso antiguo un fragmento de cartílago. En ocasiones el defecto es tan grande que este injerto es de cartílago de la costilla.

Spreader: Es traducido como dilatador porque ensancha el ángulo de la válvula nasal interna. Estos injertos suelen tomarse del tabique.

Injerto de dorso tipo onlay para resecciones excesivas de dorso (iatrogenia), dorsos hundidos por drogas…

Injerto de dorso tipo onlay para resecciones excesivas de dorso (iatrogenia), dorsos hundidos por drogas…


Injertos de punta

Onlay: Se sitúa sobre la punta antigua para aumentar la proyección de ésta.

Escudo o sheen: Se sitúa justo por debajo de la punta para aumentar la proyección de ésta y definir más los domos.

Soporte: Sirve para aumentar o mantener la proyección de la punta..

De alares: Cuando los alares no tienen consistencia se ponen estos injertos para evitar su incompetencia en la válvula nasal externa.

Compuestos: Cuando hay una retracción de alares se requiere tanto de cartílago como de mucosa-piel. Por ello, en estos casos se utiliza un injerto compuesto tomado de la oreja para aportar ambos.

Google

Injertos cartilaginosos de ala nasal (alar batten graft) y de punta nasal (escudo tipo Sheen)

Injertos cartilaginosos de ala nasal (alar batten graft) y de punta nasal (escudo tipo Sheen)